Con fecha en neurocirugía y aún en rehabilitación.

Seguimos con más cosas.

El pasado día 11, tuve consulta con la rehabilitadora que me infiltró la toxina botulínica. Evidentemente no pudo más que constatar el hecho de que no me había dado resultado alguno. Pero allí, me enteré de modo extraoficial que ya estaba citado con el neurocirujano para el tema de la bomba de baclofeno. Esa era la explicación de por qué no tenía la rehabilitadora mi historia en su despacho, según me dijo.

Al llegar a casa vimos el sobre con la citación oficial. El 1 de Abril.

Ya tengo horizonte temporal al que agarrarme.

Tengo que recomenzarlo todo, por supuesto. Y ya solo espero que en esta ocasión no haya parones.

La razón de que dijese en la entrada anterior que no me olvido definitivamente de la toxina botulínica, es que, como me dijo esta rehabilitadora, si tras poner la bomba de baclofeno, algún paquete muscular se declara en rebeldía, siempre se le puede obligar a aceptar el nuevo orden establecido con una dosis de antidisturbios-toxina botulínica.

Al no tener todo en su contra, la toxina sí que podría llegar a tener efecto.

Mientras tanto, en cuanto a la rehabilitación que llevo a cabo en el hospital San José de Teruel, pensaba que mis sesiones terminarían ayer, pero como ya comenté, en los últimos días estoy teniendo una mejoría evidente, de modo que me han ampliado las sesiones.

El pasado viernes 14 de febrero, pude andar por mis propios medios 3 trayectos de 8 metros con descanso entre ellos. Luego, ya en casa no me estuve quieto, moviendome muchísimo más de lo habitual. ¿Resultado?

El fin de semana estuve fatal, y aún no me he recuperado del todo. A pesar de ello, ayer ya pude andar, ayudado por el troller, un par de tramos.

Según se me dijo en rehabilitación, y no la primera vez, no funciona del modo en que yo lo enfocaba. No es un músculo operado, ni una prótesis, en que hay que incidir, y poco a poco vas pudiendo hacer cada vez más. En esencia y simplificandolo muchísimo. Esto es una lesión neurológica y si la fuerzas, la empeoras. Vamos, que yo y mi paciencia estamos también en rehabilitación… 😉

No se cuántas sesiones más tendré. Pero todas serán bienvenidas, porque el simple hecho de que me muevan, me relajen las extremidades entumecidas, andar, ya sea con troller o sin él, hace que me sienta mejor. Como que he aprovechado el día completamente y además llego desentumecido a casa, con mi maltratado hombro derecho que si me duele, lo traigo recuperado, si tengo algún tendon rebelde pidiendo guerra, las fuerzas pacificadoras de las onu-fisioterapéutas le convencen de que deponga su actitud hostil, y hasta se está intentando conmigo algo casi tan dificil como hallar la cura completa de la EM.

Que intente aceptar mi cuerpo tal y como está, aceptando a nivel inconsciente lo que me pasa, uniendo la parte racional a la emocional. Para todos los que me conocen bien, seguro que piensan:” Pues que Dios les asista. Ahí no es que pinchen en hueso. El hueso se puede perforar. Ahí pinchan en granito”.

Yo, prometo que lo intento… 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s