Día 4 de enero, sin Fampridina y en caida libre.

Era algo que ya me temía. Los días finales de navidad y hasta el próximo día 8 todo va a estar a medio gas.

Hablando con la farmacia del Hospital Miguel Servet de Zaragoza, que es donde me facilitan la Fampridina, han dicho que el problema radica en la empresa de transporte que debe traer el fármaco. El ingreso ya lo han hecho, así que, en principio el problema no es de dinero.

La empresa de transporte no es española, así que, como el fármaco lo fabrican en Inglaterra, puede que sea alguna de aquellos lares o bien una multinacional del transporte. Sea lo que sea parece que están con problemas.

Si es que en todas partes cuecen habas al fin y al cabo y no solamente los españoles somos los malos trabajadores…

Repasando mi estado, a día de hoy es bastante lamentable. Tengo la parte izquierda casi anulada, con falta de fuerza y coordinación de movimientos muy tocada. A duras penas puedo andar con la muleta y me deben ayudar para casi todo.

Sigo tomando los 100 mg diarios de Baclofeno, los 50 mg de  Escitalopram y los 200 mg de Amantadina, además de los 300 mg de Melatonina de la medicación de Foltra.

Lo que no estoy tomando es la Fampridina desde el día 28 de diciembre y la GH desde el 12 de noviembre.

Como los posibles efectos de la GH no van encaminados a la espasticidad, pues debo creer que la falta de Fampridina me está afectando enormemente.

La semana que viene, si ya se normaliza todo y por fin puedo tener la Fampridina, ya estaré en disposición de hacer la prueba que se me dijo en Foltra.

Creo que, por fin, empiezo con la acupuntura para intentar relajar los músculos más afectados por la espasticidad.

Debo hacerme un análisis para ver los niveles de vitamina D y modificar la toma de esta, en función de los resultados hallados.

Debo marcarme ya como prioridad hacer una resonancia magnética, ya sé que fuera de la Seguridad Social y una Electromiografía, además del análisis trimestral normal de Foltra, para enviar en marzo informe de todo.

La única esperanza que me queda de mejoría objetiva es el reinicio del tratamiento de Foltra, ya de la mano del Dr. Devesa.

La mejoría sintomática tan solo puedo esperarla en el implante de la bomba de Baclofeno y en seguir tomando la Fampridina.

Está ya muy claro que sin la Fampridina mi movilidad está bajo mínimos y como el Baclofeno oral tan solo se lo estoy dando a mi dependencia de este fármaco, más que a paliar ningún síntoma, solo puedo esperar que este implante se realice lo antes posible.

En resumen, mi estado actual es muy malo, con enormes dificultades en la movilidad, una enorme espasticidad que atenaza mi lado izquierdo y también mi pierna derecha, aunque esta última no tan fuerte. Lo único que sigue funcionando más o menos como siempre es el brazo derecho. El izquierdo, a penas lo he podido usar para escribir esta entrada.

El inicio de año, respecto al estado general no está pudiendo ser más nefasto.

Hoy no veo esperanzas a corto plazo, y tan solo veo el clavo ardiendo del implante de la bomba de Baclofeno y seguir con la Fampridina, y, algo más lejano, ahí puesto en mi caída, y sin siquiera saber si está sujeto a la pared o no, el clavo que ofrece Foltra.

Lo siento, pero hoy no puedo dar ánimos a nadie…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s